Beneficios de un blog para una empresa

Beneficios de un blog para una empresa… y su marketing

Millones de personas viven conectadas a Internet muchas horas del día y, más allá del ocio que aportan las redes sociales (o el contenido en streaming), pasan (pasamos) una gran parte del tiempo buscando contenido.

Precisamente para satisfacer la necesidad del usuario de saber o buscar respuestas a sus preguntas, los blogs son tan importantes dentro de una estrategia de marketing de contenidos.

Un blog es una poderosa herramienta para impulsar el tráfico orgánico (también conocido como SEO o, el que erróneamente, parece que no nos cuesta dinero) hacia nuestra web y lograr, así, una mayor visibilidad de nuestros productos y servicios, consiguiendo en muchos casos aumentar las ventas de forma indirecta.

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de crear un blog como parte de nuestra estrategia de marketing es una sencilla pregunta, para la cual muchas empresas no tienen respuesta: ¿quién será el responsable o responsables del blog? ¿Cuál será nuestra calendario editorial (de qué hablaremos y con qué periodicidad?.

El problema es que muchas veces esta pregunta queda sin responder, el blog se abre con un triste artículo de inauguración (del tipo “bienvenidos a nuestro blog”) y ya nunca más se supo de él. ¿Por qué sucede esto? En muchos casos porque las empresas no son conscientes de los verdaderos beneficios de los blogs para el marketing de nuestra empresa o marca. Además, muchas marcas tan siquiera son capaces de integrar el blog dentro de su estrategia de contenidos promocionales. ¿Preocupante, no? Aun lo es más cuando sabes todas las ventajas que un blog puede aportar a tu empresa.

Aumento del tráfico web

Tener un blog es un gran aliado para el SEO. Es más, no me avergüenza reconocerlo: cuando un cliente contrata mis servicios como SEO freelance, raramente empiezo el proyecto sin que me garanticen que hay (o habrá) un blog debidamente gestionado.

No son manías mías: una de las formas más habituales por las que los usuarios llegan a un sitio web es mediante un blog. Su potencial es tan grande que, en muchos casos, un blog bien gestionado te ahorra el dinero en otros canales publicitarios, algunos de ellos de dudoso éxito. Es muchísimo mejor crear un blog con una estrategia de contenidos adecuado y el tráfico web irá creciendo de forma lenta pero constante (el ritmo dependerá en gran parte de la periodicidad de publicación y de los temas elegidos).

Paralelamente, a medida que el blog vaya creciendo en visitas, también es importante tener en cuenta que el contenido que generemos puede ayudarnos en nuestra estrategia de SEO, ya que podemos recibir enlaces entrantes de forma gratuita (link building), que nos ayudarán a mejorar el posicionamiento de nuestro dominio.

Reutilización de contenido

Como profesional multidisciplinar del marketing (soy un poco “mujer orquesta”), reconozco que puedo llegar a ser algo pesadita con el tema del blog corporativo, pero mis razones tengo y no son solo la mejora del SEO de la web del negocio.

Resulta que, como community manager freelance, aunque me considero una persona versátil, creativa y bastante acostumbrada a lidiar en mil batallas, no tengo los súper poderes para hacer magia. ¿Y por qué dices eso?– os preguntaréis. Fácil, muy fácil…

Un community manager o un social media manager necesita difundir contenido relacionado con el negocio al que representa. Por supuesto que estamos preparados (bueno, no todos…) para crear textos ingeniosos, imágenes creativas y vídeos cortos que puedan ser virales, pero si necesito que el público objetivo sepa en profundidad cómo hacer tal cosa o tal otra (y lo necesito por escrito), una de las mejores maneras es mediante un acertado artículo en el blog corporativo (puedo escribirlo yo misma o alguien de la empresa).

Además, cuando seguimos un calendario editorial adecuado, y se publica en el blog tanto como es necesario (ni más, ni menos), nuestro contenido puede llegar a otras redes sociales (compartido no solo por nuestra empresa, sino por nuestro público objetivo). Cada nuevo artículo representa la posibilidad de que alguien lo comparta en sus redes sociales y eso fortalece el alcance social, además de aumentar el tráfico web.

De visitantes a clientes potenciales

Aquí es donde empieza la magia. Cuando esté llegando tráfico orgánico a tu blog, tendrás la oportunidad de crear clientes para tu negocio, ya sea de forma directa o indirecta.

Hay diferentes formas de hacerlo, desde una llamada a la acción (CTA) directa como un botón de “comprar”, “suscribirse” o similar, a algo más indirecto y a medio plazo, como conseguir que el lector se una a tu lista de correos, y así luego podrás mandarle newsletters y boletines hablándole de ti, de tus servicios y de tu negocio.

Incluso, en algunos casos, y siempre bajo la supervisión de un experto en marketing, es posible revivir artículos antiguos de tu blog corporativo para optimizarlos para tus clientes.

En cualquier caso, es importante tener en cuenta que hay que dejar de lado ciertas manías muy aferradas a la mente del empresario antiguo como “me va a leer gente que no me va a comprar” (claro, ¿y qué?) o “me van a copiar” (sí… en Internet pasan estas cosas). Llevemos el mismo ejemplo al marketing offline: ¿cuánta gente entra en tu tienda, mira, toca tus productos, y se va sin tan siquiera decir adiós? Pues lo mismo…

Establece autoridad

De todas las cosas que podemos ser en Internet, ser referente es una de las más importantes, y que más ventajas nos dará a medio y largo plazo.

Trabaja en crear y ofrecer contenido que aporte soluciones a los usuarios es una estrategia de marketing excelente porque, de esta manera, los visitantes siempre llegarán a tu blog para buscar nuevo contenido y lo harán porque saben que eres experto en tu ámbito profesional.

Como comentábamos al principio, en su primera toma de contacto (o primeras), los usuarios llegarán hasta ti en forma de pregunta pero, si eres capaz de fidelizarlos, vendrán a tu blog solo para ver qué nuevos temas les estás planteando ¡Imagínate el potencial que esto tiene!

Consejos finales

Tener un blog es, para mí, una de las plataformas imprescindibles para casi cualquier negocio que quiera tener una presencia creciente en Internet.

Ciertamente, necesitarás a alguien que prepare su diseño web (aunque el diseño de un blog es muy sencillo), a alguien que escriba y lo mantenga (también técnicamente), pero es que cualquier plataforma de marketing bien llevada debería estar en manos de un profesional que haga bien su trabajo (¿verdad…?).

Tras lo expuesto en este artículo, deberías estar convencido de que tu empresa necesita un blog corporativo. No obstante, si lo deseas, aún puedo contarte más beneficios de tener un blog. ¿Lo hablamos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.