Optimizar la presencia de los trabajadores en Linkedin

Hoy vamos a ver cómo optimizar la presencia de los trabajadores de una empresa en Linkedin, red social ya no sólo profesional sino también corporativa por excelencia.

Hay algunos consejos que, de tan obvios, pueden parecer absurdos, pero os aseguro que a lo largo de mi vida laboral he visto cosas tan sorprendentes cómo contratar a una agencia social media externa que cobra miles de euros al mes para elaborar una estrategia en redes sociales y, a la hora de lanzarlo, más del 90% de la plantilla no hacer el más mínimo esfuerzo en unirse ni tras ser informados.

1. Lo primero, claro está, es tener un perfil de Linkedin y seguir la página de tu empresa. No puede ser más simple, ¿verdad?. De ahí se deriva que al menos un par de veces por semana te pasarás por dicha página a ver las novedades corporativas o las publicaciones del sector, siempre y cuando el community manager de tu empresa actualice con la suficiente frecuencia.

2. Es muy importante tener una foto en el perfil (estamos en un periodo de humanización de las marcas). Si no se tiene, que os la hagan aunque sea con un smartphone. De verdad… lo mejor es una foto profesional, pero a falta de ella, mejor foto amateur (provisional) que no tener cara en una red profesional donde te ven proveedores y clientes. Las fotos es recomendable que sean sobre fondo blanco y claro, y siempre frontales (nada de fotos de perfil).

3. En vuestro perfil de Linkedin tiene que constar el cargo que se desarrolla en la empresa (si vuestro cargo aparece en la web de vuestra empresa, que la nomenclatura sea idéntica o casi idéntica. Hay que demostrar coherencia). Asimismo, y esto ya no es a nivel corporativo sino a nivel general, siempre es interesante e importante poner una descripción de qué hacemos bajo ese cargo. Hay que pensar que la gente de nuestro entorno inmediato conocerá los tecnicismos por los que definimos nuestro empleo, pero no otros posibles contactos.

4. La empresa que conste como actual debe ser, lógicamente, en la que estáis trabajando. ¡Ojo con los nombres fiscales que se confunden con los comerciales o con las empresas que han cambiado de nombre! Lo lógico es que cuando voy a una página de empresa en Linkedin y hago click sobre «trabajadores en Linkedin», todos presenten la misma estructura de nombre.
Además, es algo fácil ya que cuando empezáis a escribir el nombre de la empresa os lo tiene que proponer. Sino os lo propone, es que la empresa aun no tiene página en Linkedin, algo que merece un buen estirón de orejas pero para lo que aun hay solución, como por ejemplo contactar conmigo y pedirme presupuesto 😉

Sobre la privacidad de tu perfil en Linkedin.

Siempre le digo a mis clientes que es fundamental que, como mínimo, ciertos datos sobre la persona, se muestren en abierto para cualquiera que quiera verlos. Esto se llama perfil público.

Estos datos se configuran, una vez con la sesión de Linkedin iniciada, en la URL http://www.linkedin.com/profile/public-profile-settings

Estas son las opciones que el perfil público nos deja configurar. Las que están marcadas son las que, como mínimo, en mi opinión, deberíamos dar acceso a ver a todo el público.

Perfil público Linkedin

 

Y vosotros, ¿tenéis optimizada la presencia de los trabajadores de vuesta empresa en Linkedin?