El email marketing, una apuesta segura

El email marketing, una apuesta segura

El email marketing sigue siendo una apuesta segura, lo tengo claro. Estamos terminando ya el 2018 y es hora de hacer valoraciones; un año más, puedo afirmar que entre todas las facetas del marketing online que trabajo con mis clientes (diferentes sectores y tipo de empresa), el email marketing (envío de newsletters o mandar correos masivos, como más comúnmente le gusta llamarlo a muchas empresas) sigue siendo una acción muy exitosa y con un buen retorno (ROI).

Suelo enviar semanalmente, como mínimo, newsletter para dos clientes claramente muy diferentes; aunque ambos tienen plataforma ecommerce (Prestashop, por cierto), uno se trata de un centro de medicina estética en Barcelona centro y el otro una tienda esotérica online. A pesar de sus claras diferencias, ambos se suelen mover en un promedio de un 14% de apertura de emails y un 3% de click (clicks a enlace; sin contar los clicks a botón de llamada).

Pero claro está que no se trata solo del canal, sino de acertar tanto con el mensaje como con la forma (diseño), y para ello es importante disponer de buenas herramientas de email marketing. Tenemos que tener en cuenta, por ejemplo, que para un negocio donde se requiera pedir cita previa el botón de llamada (telefónica) tiene que tener una clara importancia dentro del diseño de este newsletter.

El contenido tampoco puede ser ni muy banal ni muy repetitivo; no obstante, tampoco nos preocupemos si el contenido del mailing masivo es puramente comercial (si está justificado). Hay que saber combinar esas ofertas con una buena estrategia para vender no el producto, sino el valor añadido del negocio. Solo así conseguiremos un contenido que enganche.

Y, si el contenido engancha, acaba convirtiendo. De hecho, en uno de los proyectos Prestashop que prácticamente coodirijo desde 2010, cuando yo misma puse en marcha la web, la tasa de conversión del email marketing en el último año roza el 10%.

caso éxito conversión email marketing

Como podéis ver, en este ejemplo concreto, más allá del buen ROI del email marketing, se deduce que el éxito de este canal me está permitiendo no invertir en otros como Google Adwords (hay que tener en cuenta que os hablo de un proyecto con un presupuesto MUY limitado), algo que de por sí agradezco no tener que hacer ya que, las pocas pruebas de inversión que se han hecho, no han tenido ningún tipo de retorno.

Más allá de la elevada tasa de conversión, no podemos dejar de fijarnos en la calidad de las visitas de este canal: un promedio de más de 7 minutos, algo impensable para la mayoría de canales, ni gratuito ni de pago.

¿Dónde está el secreto del éxito del email marketing, aun en 2018?

Para mi, sin duda, el éxito del email marketing se debe a una combinación de factores que, sin embargo, pueden resumir en pocos puntos.

  • La costumbre. Sé que suena simple, pero así es. Llevamos ya muchos años acostumbrados a recibir ofertas por email… Yo misma he estado los días previos al Black Friday 2018 revisando incluso cuentas de correo que apenas uso en busca de alguna buena oferta (que no había muchas). Tenemos asociado el uso del email a la recepción de propuestas comerciales y no nos molesta.
  • La no violación de la privacidad. He querido destacar en negrita la última frase del punto anterior precisamente por su vinculación a este punto. Y es que no consideramos el email como un canal invasivo; sin embargo, otros canales más recientes como las notificaciones push (a pesar de haber tenido que ser aceptadas) o las campañas por SMS o Whastapp suelen resultar más molestas y generan rechazos. Con el email marketing no pasa.
  • Acotar bien la periodicidad de los emails. También puede parecer muy simple, pero es importante. Cuanto menos a menudo mandemos un email, mayor es la tasa de apertura. Como ejemplo estoy pensando en el email marketing que trabajo para una micro empresa de eventos que produce unos 5 o 6 eventos anuales: sus tasas de apertura rozan el 30%, es decir, el doble que el resto, a pesar de ser siempre correos 100% comerciales.
  • El móvil. El email marketing hoy no se entendería sin el marketing móvil. Tenemos el smartphone siempre a mano y eso nos ayuda a poder abrir emails en cualquier momento, ya estemos en la oficina o en una comida familiar. Si solo dependiéramos de poder abrir el email en un ordenador todo sería muy diferente, pero no es así… La mayoría de emails se abren desde un dispositivo móvil y por eso es tan importante adaptar siempre webs y landings a este medio.
  • El diseño. Y, por supuesto, y como ya he avanzado al principio de este post, el diseño. De momento el email marketing es, quizás junto con las landing page, las dos acciones de marketing online que más nos permiten lucirnos con el diseño, y eso lógicamente ayuda a convertir. Imágenes bonitas, botones de compra directa, frases cortas pero no limitadas por caracteres.

Tras comentar estos cinco puntos para mí la conclusión es clara: al email marketing aun le queda mucho tiempo como rey de los canales de adquisición. Si ves que pocos o ningunos de tus proyectos tiene éxito con este canal, quizás es hora de que te plantees cambiar la estrategia de email marketing (y puedo ayudarte, por supuesto).