Community manager freelance VS. Agencia de marketing

Community manager freelance VS. Agencia de marketing

Community manager freelance es, posiblemente, la palabra clave que has usado para llegar hasta mi web. Me siento orgullosa de ello. Digo que me siento orgullosa de ello porque desde que lancé mi página web (el 1 de septiembre hará 9 años), no he necesitado invertir ni un solo céntimo en publicidad para generar tráfico hacia mi web. Dudo que muchos profesionales freelance (o agencias) puedan presumir de lo mismo…

Obviamente, no voy a decir que desde el principio estuve en las primeras páginas del ranking de Google. El posicionamiento SEO de una web es un trabajo lento y constante (y a pesar de ello siempre hay un factor que depende del gran Google…) .

Este post no tiene como objetivo dar lecciones de SEO a nadie; lo que sí pretendo dejar claro es que, más allá de un trabajo de contenidos y de posicionamiento adecuado, hay una cosa que Google adora por encima de todo en una página web para premiarla con un buen posicionamiento: que la palabra clave que está posicionando sea realmente aquella que ofrece.

Y, por ese motivo (entre otros, claro), hasta ahora, he conseguido mantenerme bien posicionada como community manager freelance, porque es mi trabajo. A diferencia de una agencia de marketing, soy una profesional independiente cuyo objetivo es brindar un servicio lo más completo posible (siempre dentro de mis conocimientos; jamás presumo ni ofrezco lo que no domino) y hacerlo, además, de forma directa, honesta, y cuando sea necesario.

Indiscutiblemente, una agencia de marketing tiene –casi siempre- una puesta en escena impoluta y bastante impresionante: desde sus elaboradas presentaciones Power Point, su magnífica manera de presentar su portfolio o, por supuesto, sus reuniones donde a menudo presentan a cada uno de sus expertos en las diferentes áreas de marketing que trabajan: el analista, el social media manager, el diseñador web, el community manager. “¿Todo este equipo trabajará para mí?”-piensa ilusionado el futuro cliente.

La respuesta la dejo para quien ya haya trabajando con una agencia de marketing…

No miento si digo que aproximadamente entre un 15% y un 20% de las solicitudes de información que recibo son empresas suya experiencia previa en marketing se ha desarrollado con una agencia. Después de eso, han decidido apostar por un profesional freelance. Y puedo asegurar que en la mayoría de casos no es por un tema de presupuesto…

¿Qué ofrece un community manager freelance que no pueda ofrecer una agencia?

Si tuviera que contestar con una sola palabra, diría: SENCILLEZ. Pero vamos a listar algunas ventajas indiscutibles y que, en mi opinión, son la clave de querer un community manager freelance antes que una agencia de marketing.

Disponibilidad.

Los que hayan trabajado con agencias sabrán bien de lo que hablo. Desde empresas donde tal cliente solo se trabaja los martes y jueves (ni se te ocurra consultarles nada en miércoles, y menos un viernes a las 14.30…), hasta la poca flexibilidad para reuniones, algunas de las cuales hay que programarlas con tanta antelación que parece una instancia real.

Tratas directamente con el profesional que gestiona el trabajo.

La figura del account manager (también llamado gestor de cuentas, pero es que en marketing tenemos esa extraña manía de decirlo todo en inglés) en una agencia –sobre todo en las más grandes– es algo indispensable [SIC]. Esta persona es la cara amable de tu proyecto, quien supuestamente atiende a tus dudas y traslada tus inquietudes e ideas al equipo de marketing que trabaja para tu empresa. ¿Es realmente este trabajo al que se dedica el gestor de cuentas? ¡Por supuesto! Y, además, suelen hacerlo bastante bien, ya que son personas con un gran don de gentes. No obstante, en la mayoría de casos no disponen de grandes conocimientos sobre marketing, lo que les convierte en un mero interlocutor que siempre tiene que escalar las consultas, dudas y temores del cliente al equipo y, después, volver a hacer el procedimiento contrario para dar respuesta al cliente. ¿Resultado? Una duda que un freelance podría responderte en 2 minutos por teléfono, trabajando con una agencia de marketing puede convertirse en 3 días y una respuesta por email.

Menos puesta en escena y más al grano.

A pesar de llevar más de 8 años ejerciendo como community manager freelance, siempre he tenido claro que debo mejorar una parte de mi puesta en escena, entre la cual incluiría, por ejemplo, los informes. Es indiscutible que una agencia entrega unos informes completamente maquetados, diseñados y preciosos; también es indiscutible que, la mayoría de veces, los datos que se reflejan en ese documento son indescifrables para alguien ajeno al mundo del marketing.

No son pocos los clientes que me han explicado que, trabajando con agencia, recibían un solo informe mensual con “datos que no entendía”. Tras ese envío, ni una sola llamada, ni un correo explicativo. Estoy segura que en caso de que el cliente pregunte, se lo explicarían a la perfección, pero la pereza del procedimiento de contactar con la agencia y esperar una respuesta a menudo hace que ese contacto se pierda.

Tarifas

Los amantes de Apple habrán escuchado muchas veces aquello de que no se trata de una marca cara porque “el precio lo determina la experiencia”. Creo que es cierto… en parte.

Con las agencias pasa un poco lo mismo. Su inversión en publicidad, su generosa puesta en escena y, obviamente, el pago de muchas nóminas y otros gastos propios de cualquier empresa, hacen que los precios (honorarios) de una agencia sean siempre muy superiores a los de cualquier freelance.

Y lo más importante de todo: como community manager freelance, yo también tengo un negocio

Para mí este es, sin duda, el punto más importante de todos, especialmente cuando tus clientes suelen ser PyMEs y autónomos, como es mi caso.

Como profesional freelance “con todo en regla” (digo esto porque hay por ahí mucho freelance de boquilla que factura con su NIF sin ser autónomo, ni pagar IVA ni IRPF…) comparto con todos mis clientes una preocupación en común: que mi negocio funcione. No digo esto como elemento comercial ni para mostrar empatía. Indiscutiblemente, una persona (ya sea un pequeño autónomo o una pequeña empresa) que está al frente de un negocio propio día a día suele tener mayor facilidad de trabajo con alguien de perfil similar. ¿El motivo? Muy fácil: comparten experiencia, miedos, angustias y retos.

Para un profesional del marketing freelance que, como yo, ha basado casi toda su carrera profesional trabajando para pequeñas y medianas empresas, es increíblemente agradable trabajar con personas que están 100% involucradas en su negocio. Es por ese motivo que mientras las agencias trabajan por “proyectos” (una palabra muy acertada, sin duda), yo prefiero decir que yo trabajo por y para clientes (que, al fin y al cabo, son personas).

Y, aunque no lo explique para tirarme medallas, puedo asegurar que he dejado de cenar por estar la web de un cliente caída, o he estado frente al ordenador hasta más de medianoche cuando al día siguiente se tenía que lanzar un newsletter (y no, no he cobrado ni un céntimo de más por ello; jamás se me pasaría por la cabeza). Es (o debería ser) la actitud de cualquier profesional que valore lo que hay detrás de cada cliente.

Llegados a este punto, no quiero terminar este post sin aclarar que, por supuesto, hay muchas empresas que, por sus necesidades, precisan de una agencia de marketing para cubrir todos y cada uno de los servicios que necesitan; de hecho, yo mismo he alentado a algunas solicitudes de información a buscar los servicios de una agencia, cuando he visto claramente que mi perfil no era el adecuado.

No obstante, tengo claro que la mayoría de pequeñas y medianas empresas que buscan hacer crecer su marketing digital priorizando lo verdaderamente importante –los resultados– tienen en un community manager freelance polivalente (como es mi caso) un verdadero departamento de marketing externalizado que puede ayudarles a lograr sus objetivos sin necesidad de contratar los servicios de una agencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *